inteligencia artificial

Inteligencia artificial y robótica

imagen de inteligencia artificial y robotica

En el cambiante mundo de los avances tecnológicos, uno de los conceptos que produce mayor interés, fascinación y temor es la Inteligencia Artificial (IA). Interés y fascinación por los logros que vislumbramos con ella en beneficio de las generaciones futuras, pero al mismo tiempo temor por cualquier conflicto que pudiera ocurrir contra los seres humanos, si la inteligencia artificial toma consciencia de sí misma.

Para despejar dudas y acrecentar el interés por esta disciplina, pondremos en claro varios conceptos asociados a la inteligencia artificial y robótica, ya que estas dos disciplinas suelen estar vinculadas como los términos “hardware” y “software”.

La Inteligencia Artificial ¿Qué es, y cómo funciona?

Asociamos la inteligencia, de modo inevitable a criaturas vivas; típicamente a animales. La Inteligencia  Artificial sería, consecuentemente, la capacidad que tenga cualquier máquina para  demostrar procesos cognitivos similares a los de la inteligencia animal, particularmente la humana. En particular, los procesos cognitivos que permiten la solución de problemas, el reconocimiento del entorno y la toma de decisiones.

Esta inteligencia funciona, por supuesto, a base de algoritmos de programación que le permiten a las máquinas reproducir los procesos cognitivos, y capacitarlas para resolver problemas del entorno donde se hallan, o bien ayudar a los humanos en algunas fases de la resolución de problemas.

Características de la Inteligencia Artificial

La lista de características de la Inteligencia Artificial no es fija. Esto se debe a que las capacidades de los sistemas informáticos han evolucionado, y lo que anteriormente se podía tomar como signo de inteligencia (digamos, la capacidad para efectuar operaciones aritméticas) ya no se toma como tal. Además, hay capacidades que la Inteligencia Artificial aún no posee (por ejemplo, la autoconciencia), y que podrían resultar deseables. Sin embargo, se pueden enumerar algunas capacidades actuales de la IA, que permiten reconocerla como tal:

  • Autoaprendizaje. Es una noción que viene de los sistemas expertos. A través de la recopilación de datos, la IA puede reunir suficiente información para resolver diferentes tipos de situaciones. La capacidad de cómputo y de almacenamiento, suelen limitar este autoaprendizaje.
  • Autonomía. Es la capacidad de resolver situaciones sin la intervención de un humano. Esta autonomía también es limitada.
  • Sensibilidad al entorno. La Inteligencia Artificial debe ser capaz de reconocer los cambios en el escenario para poder responder en consecuencia.
  • Capacidad de comunicación. En virtud de que los sistemas de IA deben asistir a los humanos, deben estar en condiciones de comunicarse con ellos de manera eficaz.

Con frecuencia, al interactuar con la IA se suelen notar tarde o temprano fallos o limitaciones en estas características, lo que deja en evidencia que se está tratando con un ente artificial.

El objetivo último de la IA, lograr que una máquina tenga una inteligencia de tipo general similar a la humana, es uno de los objetivos más ambiciosos que se ha planteado la ciencia. Por su dificultad, es comparable a otros grandes objetivos científicos como explicar el origen de la vida, el origen del universo o conocer la estructura de la materia. A lo largo de los últimos siglos, este afán por construir máquinas inteligentes nos ha conducido a inventar modelos o metáforas del cerebro humano. 

fragmento sacado de un articulo de https://www.bbvaopenmind.com/

Inteligencia Artificial y Redes Neuronales

Imagen de inteligencia artificial

Es una manera de estructurar un sistema de Inteligencia Artificial. El concepto se basa en el funcionamiento del cerebro humano, en el que los procesos se llevan a cabo a través de las interconexiones de las neuronas. Las redes neuronales artificiales se constituyen a base de nodos interconectados como neuronas, y a través de ellos se llevan a cabo los procesos de aprendizaje y solución de problemas.

Inteligencia Artificial y Machine Learning

El Aprendizaje de Máquina (Machine Learning, en inglés) es el nombre general que reciben todas las técnicas que se desarrollan para permitir que una máquina aprenda, es decir que sea capaz de ofrecer mejores soluciones a los problemas que enfrenta, que además llegue más rápido a estas soluciones, y que pueda solucionar eficazmente problemas nuevos.

Normalmente, esto se consigue a través de la experiencia: la máquina reúne los datos de las anteriores soluciones a los problemas que ha enfrentado, y sobre la base de este historial va eligiendo, cada vez con mejor criterio, la solución más adecuada.

Inteligencia Artificial: ejemplos

El ejemplo más conocido de IA probablemente sea Sophia, un (o una) androide de aspecto realista desarrollado por un equipo a cargo de David Hanson y Ben Goertzel. Sophia es tan célebre, que incluso se le ha otorgado la ciudadanía saudí.

Más cercanos a nosotros se hallan los sistemas de reconocimiento de voz, como Alexa, Siri o el popular asistente de Google. Muchas personas han interactuado alguna vez con Cleverbot, un conocido sistema de charla que usa IA para mantener conversaciones de una calidad discutible.

Puede que la Inteligencia Artificial que más llame la atención es la que deben usar los sistemas de automóviles que se conducen solos. Si bien estos vehículos no se han generalizado, su uso en el futuro cercano parece inminente.

Inteligencia artificial: historia

La IA tiene una historia más bien larga, la que en la Grecia Antigua se manejó el concepto a través de seres como Talos, que en algunas versiones era un gigante construido en bronce por Dédalo o Hefesto. La idea de construir algún mecanismo dotado de inteligencia ha rondado la imaginación humana por siglos.

Cuando la ciencia de la computación empezó a dar sus pasos más relevantes, alrededor del primer tercio del siglo XX, entra en escena Alan Turing, reconocido como uno de los precursores que más contribuyó a las ciencias de la computación y a la IA.

El posterior desarrollo de sistemas o lenguajes pensados para el aprendizaje y la resolución de problemas, como LOGO, de Seymour Papert, creado en 1968, o la Programación Orientada a Objetos, desarrollado veinte años después, fueron abonando un terreno  donde los logros más conocidos eran los computadores capaces de ganar juegos de estrategia como ajedrez o Go!

Hoy en día, la interacción con los sistemas que usan IA  se ha hecho cotidiana, gracias a su presencia en los dispositivos móviles inteligentes que se venden por millones.

Inteligencia Artificial vs Inteligencia Humana

La IA es muy útil para tareas que no requieren decisiones complejas ni interacciones inesperadas: responder preguntas frecuentes en los servicios de Atención al Cliente, exploración del terreno en lugares como Marte, donde la distancia hace imposible el control remoto.

También tiene aplicación en robótica industrial, al momento de manipular piezas. Es particularmente útil a la hora de evaluar automáticamente piezas defectuosas, o que se le presentan al robot en posiciones aleatorias.

Pero aún se precisa la acción de la inteligencia humana en labores que requieren intuición o creatividad: entenderse con clientes que estén de mal humor, o crear arte. Es cierto que una IA puede producir piezas musicales, pero aún lo hace sobre la base de patrones predefinidos, sin la sensibilidad para experimentar e innovar.

Inteligencia artificial: ventajas y desventajas

No se puede dudar de las ventajas de la IA para ayudar en muchas actividades humanas, que por rutinarias, pocas personas quieren llevar a cabo: organizar agendas, atender clientes, hacer diagnóstico de equipos electrónicos.

También puede realizar tareas que resulten demasiado pesadas o peligrosas para un ser humano: manipulación de materiales industriales, realizar tareas automáticas en entornos tóxicos.

Alcances de la IA

La Inteligencia Artificial también amplía la capacidad de análisis de los humanos, al manipular de manera sistemática una gran cantidad de información, de manera sistemática y sin cometer errores. Claro que esto último dependerá de la calidad de la programación que reciba

¿Qué desventajas puede traer el uso extendido de la IA? Al principio puede ser que los equipos sean costosos, pero la experiencia muestra que la inversión inicial se compensa a largo plazo. Por otro lado, la tecnología suele bajar de precio a medida de que más dispositivos la incorporan.

Una posible consecuencia indeseable en lo social es la progresiva desprofesionalización que tiende a ocurrir en la medida de que las personas se acostumbran a usar sistemas y robots que resuelven los problemas y funcionan como servidumbre.

Inteligencia Artificial descubre antibiótico contra las bacterias

Imagen de inteligencia artificial y estudio de las bacterias

En febrero de 2020, un equipo del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en ingles), formado por James Collins, Regina Barzilay y Jonathan Stokes, anunció el desarrollo de un novedoso antibiótico al que llamaron “halicina”. El fármaco surgió como el resultado de las predicciones de un sistema de IA, que fue alimentado y entrenado con la información de más de 6000 compuestos medicamentosos, para que hiciera estimaciones sobre la posible capacidad antibiótica de los compuestos que generaba.

El sistema, no solo predijo que el medicamento tendría un potente efecto antibacterial, sino que sería poco tóxico para los humanos. Y las pruebas en ratones confirmaron la predicción: en cuestión de veinticuatro horas fue capaz de curar a roedores infectados con Acinetobacter baumanii.

La halicina, originalmente concebida como medicamento para tratar la diabetes, demostró ser eficaz contra una amplia gama de superbacterias, algunas de las cuales habían desarrollado resistencia a los antibióticos más fuertes hasta ahora.

El uso de IA en el desarrollo de la farmacopea amplía la capacidad humana para desarrollar medicamentos, no solo antibióticos, sino para otras afecciones, ya que los sistemas predictivos son capaces de ensayar combinaciones de principios químicos, de una forma que sería demasiado compleja y laboriosa para los seres humanos.

La Inteligencia Artificial en el futuro

Hasta el momento, no se ha logrado que la IA desarrolle características que asociamos con los humanos como autoconciencia, empatía o creatividad. Pero se trabaja activamente en ese sentido, y los avances podrían sorprendernos.

Esperamos te haya gustado este articulo sobre inteligencia artificial y robótica, no te despegues de nuestra web,¡traeremos más temas muy geekmaniacos!

1 comentario en “Inteligencia artificial y robótica”

  1. Pingback: Los kiwibots deliverys en Medellín - geekmaniacos

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies